#Staffing

5 motivos para trabajar en verano en una ETT

Trabajar en verano en una ETT es una alternativa muy interesante para aquellas personas que quieren aprovechar el período estival para ganar algo de dinero. Son los estudiantes los que, con más frecuencia, aprovechan sus vacaciones para trabajar, y suelen hacerlo a través de una Empresa de Trabajo Temporal.

Para las empresas, los empleados de ETT son una estupenda alternativa para cubrir los puestos de aquellos de sus empleados que están de vacaciones. Pero también para atender a un incremento de la demanda durante los meses de verano.

Si te estás planteando trabajar durante las próximas semanas, aquí tienes cinco motivos que te animarán a hacerlo a través de una Empresa de Trabajo Temporal.

Tener más flexibilidad

Una de las principales razones para trabajar en verano en una ETT es que, a través de ella, se puede acceder a ofertas de trabajo que son más flexibles y permiten desarrollar un trabajo durante un período de tiempo determinado. Lo cual resulta ideal para quienes buscan empleo de temporada.

En el caso de los estudiantes, trabajar a través de una Empresa de Trabajo Temporal es una buena manera de obtener unos ingresos adicionales. De esta forma, aprovechan su tiempo libre para generar un dinero que luego podrán invertir en su formación.

Durante el verano, muchas empresas ofrecen una jornada reducida a sus empleados, y estos pueden estar dispuestos a aprovechar el resto del día trabajando en otro lugar a través de una ETT. Esto les permite aumentar sus ingresos sin comprometerse a largo plazo.

Adquirir experiencia y habilidades

Los trabajos de verano son una buena oportunidad para ganar experiencia en diferentes sectores y enriquecer el currículum de cara a encontrar un empleo más estable en el futuro. 

Para personas que no tienen demasiada experiencia laboral, trabajar en verano en una ETT es una buena manera de ir entrando en un sector profesional que les interesa. Si un estudiante dedica sus veranos a trabajar en algo relacionado con la materia que estudia, al final de su carrera ya tendrá una interesante experiencia laboral que le aportará ventaja competitiva respecto a sus compañeros a la hora de encontrar su primer empleo estable.

Establecer una red de contactos profesionales

Un empleo siempre es una buena fórmula para ampliar la red de contactos profesionales. Porque a través de él se conoce a diferentes empleadores y colegas que pueden ayudar en el futuro.

Por ejemplo, el empleador temporal puede emitir una carta de recomendación que ayude a su empleado a encontrar otro trabajo más adelante. En cuanto a los compañeros de trabajo, estos pueden convertirse en una valiosa fuente de información, avisando si saben de alguna vacante pendiente en la misma u otra empresa.

Conseguir una remuneración competitiva al trabar en verano en una ETT

Una Empresa de Trabajo Temporal paga a sus empleados lo que determine el convenio de la empresa a la que van a ser puestos a disposición. La diferencia es que su salario lleva prorrateadas las pagas extraordinarias y los períodos no disfrutados de vacaciones. Esto hace que una persona con contrato temporal cobre algo más que un empleado fijo de la empresa en la que presta sus servicios.

Además, el verano es un buen momento para trabajar en actividades puramente estacionales como el turismo y la hostelería, en las que los salarios son competitivos y en las que, además, existe la posibilidad de obtener propinas por parte de la clientela.

Probar la compatibilidad laboral

Empezar trabajando en verano a través de una Empresa de Trabajo Temporal es una buena manera de probar si el trabajo resulta tan interesante como para plantearse un compromiso con él a largo plazo.

En el caso concreto de los estudiantes, trabajar en verano en empresas relacionadas con su campo de estudio, les permite saber si de verdad la profesión para la que se están preparando es la que desean ejercer durante el resto de su vida.

En la mayoría de los casos, los contratos temporales son una buena manera de que empleador y empleado se conozcan a nivel profesional y decidan si es interesante para ambas partes establecer una relación laboral de carácter más estable.

Existen muchos motivos para trabajar en verano en una ETT. Estos que hemos expuesto son algunos de los más importantes, pero hay otros que deberías tener en cuenta, como la posibilidad de aprender cosas nuevas, o de trabajar en otra ciudad. En cualquier caso, te alegrará saber que la experiencia de trabajar en verano suele ser positiva para la gran mayoría de la gente, así que te animamos a probarla. En caso de que seas una empresa en busca de un socio estratégico para la contratación temporal, puedes contar con nosotros.

Comparte este artículo:

Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/ba2nwkz3/Empatif.com/wp-includes/class-wp-query.php on line 3738

Suscríbete a nuestra Newsletter