#Health & Safety

Hábitos de trabajo ergonómicos

Para los trabajadores que pasan muchas horas sentados, adoptar hábitos de trabajo ergonómicos debería ser una prioridad. Igualmente, debería serlo para la empresa, tanto por la salud como por la productividad de los empleados.

¿Qué son los hábitos de trabajo ergonómicos?

Los hábitos de trabajo ergonómicos se refieren a las prácticas y ajustes que realizamos en el entorno laboral. Gracias a ellos, nos aseguramos de que la postura, movimiento y condiciones de trabajo sean seguras y cómodas.

Estos hábitos incluyen aspectos como:

  • La postura adecuada.
  • Los descansos regulares.
  • El mobiliario ergonómico.
  • El uso adecuado de herramientas tecnológicas.

Pero la importancia de estos hábitos va más allá de sufrir dolor de espalda u otras dolencias. Sin duda, esto es importante, aunque hay más razones que justifican el esfuerzo. Los vemos a continuación.

Importancia de adquirir hábitos de trabajo centrados en la ergonomía.

Los hábitos de trabajo ergonómicos son esenciales para mantener la salud y prevenir lesiones. Además, también ayudan a mejorar la productividad.  Teniendo esto en cuenta, a continuación analizamos las principales razones por lo que es imprescindible adquirir y fomentar estas rutinas.

Prevención de lesiones músculo-esqueléticas

Una mala postura o movimientos repetitivos pueden causar lesiones músculo-esqueléticas. Entre ellas destacan dolor de espalda, cuello y hombros, tendinitis y síndrome del túnel carpiano.

Estas son lesiones comunes en el entorno laboral. La buena noticia es que adoptar hábitos de trabajo ergonómicos puede reducir significativamente el riesgo de sufrir estas lesiones y promover una buena salud músculo-esquelética.

Aumento de la comodidad y bienestar

Trabajar en un entorno ergonómico nos permite sentirnos más cómodos y reducir la fatiga física y mental. De ahí que, al ajustar el entorno de trabajo a las necesidades de los trabajadores, se pueden evitar la tensión y el malestar.

Por lo tanto, promocionar estos hábitos ergonómicos favorece que los trabajadores se concentren mejor en sus tareas y mantengan un estado de ánimo positivo.

Mejora de la productividad y eficiencia

La ergonomía no solo se trata de cuidar la salud, sino también de mejorar la eficiencia y rendimiento laboral. Al adoptar hábitos de trabajo ergonómicos, se pueden reducir los tiempos de descanso y minimizar las interrupciones causadas por el dolor o la incomodidad. También se producirán menos bajas laborales y ausencias.

Por lo tanto, los trabajadores pueden realizar sus tareas de manera más eficiente y alcanzar los objetivos laborales de manera más efectiva.

Cómo implementar hábitos ergonómicos en el entorno laboral

Implementar rutinas ergonómicas es más fácil de lo que parece. En realidad, la clave es ser consciente de su importancia. Veamos algunas formas de hacerlo.

  • Mantener una postura adecuada. Es clave para evitar lesiones y tensiones.
  • Realizar breves descansos regularmente. Es recomendable levantarse cada 30 minutos y moverse o hacer algunos estiramientos.
  • Utilizar mobiliario y accesorios ergonómicos. Entre los elementos recomendados se encuentran sillas y/o mesas regulables, reposapiés, ratones ergonómicos y alzadores de pantalla.
  • Ajustar la iluminación y la temperatura. Así se evita la fatiga visual y se promueve un ambiente de trabajo saludable.
  • Organizar el espacio de trabajo. El orden reduce la necesidad de movimientos innecesarios. Además, es importante tener a mano todo lo necesario. Así se evitan movimientos innecesarios y cambios de postura.
  • Utilizar herramientas tecnológicas de manera adecuada. Así se evitan esfuerzos innecesarios.
  • Hacer ejercicios y estiramientos. De este modo se puede mantener la flexibilidad y fortaleza muscular.
  • Practicar ejercicios de respiración. La respiración profunda puede ayudar a aliviar el estrés y la tensión acumulada durante el día de trabajo.

No hay que olvidar que implementar hábitos de trabajo ergonómicos consiste en ser consciente de la importancia de cuidar la salud y el bienestar mientras se trabaja. Para conseguirlo, incorporar pequeños cambios en la rutina diaria puede tener un gran impacto en la prevención de lesiones y en la promoción de un ambiente de trabajo más saludable.

Beneficios de la ergonomía en el entorno laboral

La adopción de hábitos laborales relacionados con la ergonomía puede proporcionar una serie de beneficios para tu salud y rendimiento laboral. Algunos de estos beneficios incluyen:

  • Reducción del riesgo de lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.
  • Mejora de la comodidad y el bienestar.
  • Aumento de la productividad y la eficiencia.
  • Mejora de la calidad del trabajo y la precisión.
  • Promoción de la salud y el bienestar a largo plazo.

Como hemos visto, los hábitos de trabajo ergonómicos son esenciales para mantener la salud, bienestar y rendimiento laboral. No hay que olvidar que la ergonomía es una inversión en salud y bienestar a largo plazo. Cada pequeño cambio puede marcar una gran diferencia.

En Empatif, somos expertos en captación de talento y recruitment. Además, ofrecemos servicios personalizados de formación y prevención de riesgos para impulsar el éxito y seguridad de tu empresa. ¡Descubre cómo podemos apoyarte!

Comparte este artículo:

Suscríbete a nuestra Newsletter