#Staffing

Consejos para mantenerte motivado en un trabajo temporal

El trabajo temporal es una buena alternativa para empezar a ganar experiencia al comienzo de la carrera laboral. También cuando se ha estado mucho tiempo fuera del mercado laboral. O cuando, sencillamente, no hay posibilidad de encontrar un empleo más estable.

Para muchas personas, el hecho de no tener un contrato fijo es desmotivador. Porque tienen la sensación de que no se desarrollan profesionalmente como deberían. Sin embargo, este tipo de contratos tienen muchas cosas positivas para los empleados. Veamos algunos consejos para mantener la motivación en un trabajo de tipo temporal.

Enfocarse en el aprendizaje

Un empleo temporal puede servir para adquirir experiencia y desarrollar nuevas habilidades. Incluso cuando se está trabajando en un sector que no es en el que se desea trabajar en el futuro. 

Es una buena oportunidad para adquirir habilidades transferibles. Esas que son útiles en diferentes sectores y puestos de trabajo. Por ejemplo, la capacidad para resolver problemas, o las habilidades de comunicación. 

Por supuesto, también se pueden desarrollar competencias técnicas que serán de ayuda para mejorar laboralmente en el futuro. Como manejar un determinado software de gestión. 

La suma del desarrollo de habilidades blandas y duras, así como el hecho de tener experiencia práctica, van a mejorar la empleabilidad de cara al futuro.

Además, el trabajo temporal puede ser una plataforma para explorar nuevos intereses profesionales. Puede que una persona nunca se hubiera planteado trabajar en el sector del comercio. Pero, a través de un empleo de carácter temporal, podría descubrir un sector que le interesa y un trabajo que le apasiona.

Crear una rutina positiva 

Otra fórmula para no perder la motivación es establecer una rutina diaria que sea positiva. Esto implica lo que se hace tanto dentro como fuera del trabajo.

Podría ser algo así:

  • Empezar la jornada sin prisa. Desarrollando alguna actividad relajante y motivadora, como leer o hacer un poco de ejercicio.
  • Al llegar al trabajo, dedicar unos minutos a planificar la jornada. Estableciendo un orden de prioridades en las tareas a realizar.
  • Programar descansos durante el día para desconectar y reponer energías.
  • Dedicar un rato a socializar con los compañeros.
  • Alimentarse de forma saludable. 
  • Hacer un poco de ejercicio al terminar la jornada.
  • Dedicar unos minutos al final del día a valorar las cosas positivas del trabajo y de la vida, y expresar gratitud.
  • Descansar bien.

Este tipo de rutinas ayudan a las personas a mantenerse en un buen equilibrio psicológico. Porque se asume el trabajo como una parte del día a día, pero no como el eje central de la vida.

Establecer metas claras para el trabajo temporal

Una forma interesante de no perder la motivación es entender el trabajo temporal como un medio para conseguir un fin. Para ello, hay que establecer unas metas específicas que pueden ser diarias, semanales o mensuales.

Por ejemplo, desarrollar una nueva destreza profesional, adquirir experiencia en un campo profesional interesante, o hacer contactos.

Unas metas claras garantizan un sentido de propósito y dirección, que contribuye a que los niveles de motivación se mantengan elevados.

También es importante celebrar los logros, aunque se trate de pequeños éxitos. El auto reconocimiento tiene un efecto muy positivo sobre el estado mental de las personas. Mejora la actitud hacia el trabajo y mantiene alta la motivación.

Intentar romper la monotonía

No por tener un trabajo temporal hay que hacer siempre lo mismo. Los trabajadores temporales tienen los mismos derechos que aquellos que disfrutan de un contrato fijo. Por tanto, pueden solicitar tareas adicionales, o que se les tenga en cuenta para otros proyectos.

Esto demuestra proactividad, lo cual puede ser positivo a la hora de un cambio de contrato en el futuro. Además, es el punto de partida para hacer cosas diferentes y salir de la rutina en el trabajo. 

Asumir nuevos retos es una de las mejores formas de mantenerse motivado. Porque implica tener que prestar más atención, desarrollar nuevas habilidades, e incluso relacionarse con gente diferente de la habitual.

Construir una red de contactos en el trabajo temporal

Trabajar mediante contratos temporales brinda a la persona la posibilidad de pasar por diferentes empresas y conocer a muchos profesionales. Como motivación, nada mejor que intentar establecer una buena red de contactos profesionales aprovechando esta circunstancia. Colegas que, en el futuro, pueden convertirse en una buena fuente de información sobre oportunidades laborales. 

Además, también se pueden encontrar personas que cumplirán el papel de mentoras o tutoras. Contar con alguien de confianza que ayude en el desarrollo de la carrera profesional, es uno de los mejores motivadores que existen.

El trabajo temporal es una forma más de trabajar, ni mejor ni peor que el resto. Pero es importante mantenerse motivado cuando no se tiene estabilidad laboral. Ya que solo así se acabará encontrando el empleo deseado. Si, en tu caso, eres un profesional y buscas empleados temporales motivados y capacitados, en Empatif podemos ayudarte

Comparte este artículo:

Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/ba2nwkz3/Empatif.com/wp-includes/class-wp-query.php on line 3738

Suscríbete a nuestra Newsletter