#Medical

Lumbalgia o Lumbago

El dolor lumbar es un problema de salud importante, sobre todo en países industrializados. Su prevalencia se sitúa alrededor del 70 y el 80%, produciéndose un pico entre los 35 y 55 años. 

La lumbalgia puede producirse por diversas razones, algunas de las causas más comunes son las alteraciones en la columna, por ejemplo: escoliosis, hernias discales, problemas degenerativos de los discos intervertebrales o en las articulaciones, fracturas por osteoporosis o traumatismos en espalda baja. 

Puede tratar de evitar la aparición del dolor de espalda de las siguientes formas: 

  • Practicando actividad física 
  • Mejorando la postura 
  • Practicando técnicas de relajación para controlar el estrés 
  • Deshaciéndose de los kilos de más 
  • Dejando de fumar 
  • Aprendiendo a levantar pesos de la manera correcta, para no causar desgarros 
  • Usando un buen colchón 

El médico puede sugerir tratamientos como: 

  • Medicamentos para el dolor 
  • Sesiones de fisioterapia 
  • Masajes 
  • Aplicaciones de calor (para deshacer los nudos musculares) o hielo (para reducir la hinchazón y la inflamación) en las partes doloridas 
  • En caso de que el paciente presente hernia discal, puede ser aconsejable la ozonoterapia 
  • Si la hernia discal es particularmente dolorosa, o si el paciente sufre estenosis espinal o espondilolistesis (desplazamiento de una vértebra sobre otra), se puede considerar la cirugía 
  • Lo importante es siempre contar con un diagnóstico adecuado y que el cirujano o el traumatólogo informen de las diferentes opciones atendiendo a las características del paciente. Generalmente, la mayoría de las lumbalgias tienen un buen pronóstico, solo un porcentaje muy bajo se cronifican. 

La ciática se refiere al dolor, debilidad o sensación de hormigueo generado en el recorrido del nervio ciático: glúteo, cara posterior del muslo, pierna, tobillo o hasta el pie.  

Las raíces del nervio ciático emergen de la médula espinal, atraviesan las vértebras lumbares y sacras a través de los agujeros de conjunción y todas ellas se unen para formar el nervio ciático común.  

Suele afectar a personas de mediana edad, sedentarias o con una postura forzada durante largos periodos de tiempo. Influyen también las sobrecargas musculares, la obesidad o el embarazo están en relación con su aparición. 

En personas de más de 50 años suele estar en relación con la degeneración de los discos y la artrosis de la columna lumbar. En personas más jóvenes, de entre 20 a 50 años, puede estar provocada por una hernia del disco intervertebral. 

Mario Borin, Medical Specialist – Empatif
Comparte este artículo:

Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/ba2nwkz3/Empatif.com/wp-includes/class-wp-query.php on line 3738

Suscríbete a nuestra Newsletter