#Medical

Día Mundial Contra el Cáncer

El Día Mundial contra el Cáncer, creado en 2000, ha crecido hasta convertirse en un movimiento positivo para que todos, en cualquier lugar del mundo, se unan en una sola voz que se enfrente a uno de los mayores desafíos de nuestra historia y que actúan como un poderoso recordatorio de que todos tenemos un papel que desempeñar para reducir el impacto mundial del cáncer.

El lema del Día Mundial contra el Cáncer de este año es » Por unos cuidados más justos «, y su objetivo es exigir a nuestros líderes que se comprometan a dar prioridad a la inversión en la atención oncológica, a luchar contra las desigualdades y a trabajar por un mundo más justo y libre de cáncer. 

Datos Claves sobre el Cáncer

  • Cada año, 10 millones de personas mueren de cáncer.
  • Al menos un tercio de los cánceres comunes se puede evitar.
  • El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, luego de las enfermedades cardiovasculares.
  • El 70 % de las muertes por cáncer ocurre en países de rentas medias y bajas.

¿Qué es el Cáncer?

El cáncer se presenta cuando un grupo de células normales del organismo generan un crecimiento anómalo e incontrolado que da lugar a un bulto llamado tumor.

Si no se tratan, los tumores pueden crecer y diseminarse por el tejido circundante o a otras partes del organismo generando las llamadas metástasis. También pueden liberar hormonas que afecten a las funciones del organismo.

Factores de Riesgo

Los factores de riesgo se dividen en modificables: aquellos que se pueden controlar cambiando algunos hábitos de vida y los no modificables, que no lo controlan.

Factores de riesgo modificables

  • Tabaquismo: El consumo de tabaco es un importante factor de riesgo para varios tipos de cáncer, como el de pulmón, boca, garganta, esófago y vejiga.
  • Dieta y nutrición: Una dieta poco saludable, rica en grasas saturadas, baja en frutas, verduras y fibra, puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer.
  • Obesidad: La obesidad está relacionada con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer, incluyendo el de mama, colon y riñón.
  • Inactividad física: La falta de actividad física regular se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer.
  • Consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol está vinculado a un mayor riesgo de cáncer de hígado, mama, esófago, colon y otros.
  • Exposición al sol y radiación ultravioleta: La exposición excesiva al sol sin protección puede aumentar el riesgo de cáncer de piel.
  • Infecciones virales: Algunas infecciones virales, como el virus del papiloma humano (VPH) y el virus de la hepatitis B y C, pueden aumentar el riesgo de cáncer cervical y hepático, respectivamente.
  • Exposición a sustancias tóxicas: La exposición a ciertas sustancias químicas y carcinógenos ocupacionales puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer.

Factores de riesgo no modificables

Edad: El riesgo de desarrollar cáncer aumenta con la edad. La mayoría de los casos de cáncer se diagnostican en personas mayores de 65 años.

Genética y antecedentes familiares: Algunos tipos de cáncer pueden tener una predisposición genética, y la presencia de antecedentes familiares de ciertos tipos de cáncer puede aumentar el riesgo.

Sexo: Algunos tipos de cáncer son más comunes en hombres que en mujeres, y viceversa.

Raza y etnia: La incidencia de ciertos tipos de cáncer puede variar según la raza y etnia.

¿Cuándo sospechar de un cáncer?

Los signos y síntomas del cáncer pueden variar según el tipo y la etapa del cáncer. Es importante tener en cuenta que la presencia de estos síntomas no siempre indica la presencia de cáncer, ya que también pueden ser causados por otras condiciones médicas. Sin embargo, si experimentas alguno de los siguientes síntomas de manera persistente, es recomendable que consultes a un profesional de la salud para una evaluación adecuada. La detección temprana del cáncer mejora significativamente las posibilidades de tratamiento exitoso, por lo que es crucial no ignorar síntomas persistentes o preocupantes.

  • Cambios en el peso corporal: Pérdida de peso inexplicada o aumento de peso sin razón aparente.
  • Fatiga persistente: Cansancio extremo o debilidad que no mejora con el descanso.
  • Cambios en la piel: Cambios en el tamaño, forma, color o textura de lunares o manchas en la piel, así como la aparición de nuevos bultos o protuberancias.
  • Cambios en los hábitos intestinales o urinarios: Dificultad para evacuar, sangre en las heces o en la orina, cambios en el patrón de micción o dolor durante estos procesos.
  • Dolor persistente: Dolor que no desaparece y no se puede explicar con otras causas, especialmente si es persistente y no mejora con el tratamiento.
  • Cambios en la voz o tos persistente: Cambios en la voz, como ronquera persistente, y tos que no desaparece.
  • Problemas de deglución: Dificultad para tragar que no está relacionada con otras condiciones médicas conocidas.
  • Nódulos o masas: Aparición de bultos o masas en cualquier parte del cuerpo.
  • Cambios en la mama: Cambios en el tamaño, forma, textura o sensibilidad de la mama, así como la presencia de bultos o secreción del pezón.
  • Cambios en los patrones menstruales: Cambios en la duración o cantidad del flujo menstrual.
  • Cambios en la piel o mucosas: Ulceraciones persistentes, cambios en la coloración de la piel o mucosas, y heridas que no cicatrizan.

Existen unos 200 tipos diferentes de cáncer que pueden afectar prácticamente cualquier órgano, pero independientemente del tipo, hay que recordar que el estado de ánimo es fundamental para enfrentar esta enfermedad y no permitir que se alimente de nuestros pensamientos negativos.

Comparte este artículo:

Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/ba2nwkz3/Empatif.com/wp-includes/class-wp-query.php on line 3738

Suscríbete a nuestra Newsletter