#Staffing & Recruiting

Búsqueda de empleo y redes sociales: todo lo que hay que tener en cuenta

La búsqueda de empleo es un proceso complejo que, en la actualidad, se desarrolla principalmente a través de medios online. Las redes sociales son un buen canal para buscar ofertas de empleo. Pero también son útiles para que las empresas conozcan un poco mejor el perfil de los candidatos. Por eso, cuando se trata de encontrar un trabajo, hay que tener en cuenta algunas cuestiones esenciales en el uso de redes sociales.

Las mejores redes sociales para la búsqueda de empleo

Lo primero es tener claro que hay canales que son mejores que otros para trabajar el perfil profesional y tener más posibilidades de encontrar trabajo.

  • LinkedIn. Es la red profesional por excelencia. Es usada con frecuencia tanto por personas que buscan empleo como por reclutadores en busca de candidatos. De hecho, el perfil es muy similar a un currículum.
  • Xing. Se trata de una red social orientada al networking. Los usuarios pueden formar parte de grupos con intereses compartidos y acceder a ofertas de empleo.
  • Saphr. Tiene unos cuatro millones de usuarios a nivel mundial, y se ha posicionado como una de las redes más importantes para encontrar oportunidades de negocio y de trabajo. Su funcionamiento recuerda a las típicas apps de búsqueda de pareja. Porque los usuarios deben deslizar hacia la derecha si están interesados en conectar con alguien, o hacia la izquierda si no quieren hacerlo.
  • BeBee. Esta red social española es una plataforma abierta diseñada para el networking entre profesionales.
  • Womenalia. Su particularidad es que está dirigida a mujeres profesionales.

 

Errores que debes evitar en la búsqueda de empleo en las redes sociales

Gestionar mal tus perfiles en las redes sociales puede ser una de las causas que están dando lugar a que no encuentres el trabajo que deseas. Aquí tienes algunos de los fallos más comunes:

  • Utilizar solo una red social para buscar trabajo. Esto está limitando tus posibilidades de acceder a ofertas interesantes que encajan con tu perfil.
  • No cuidar tu marca personal. Debes concebir tu perfil como si fuera una marca, y trabajarlo para hacerlo lo más atractivo posible para las empresas.
  • No separar lo personal de lo profesional. En tus redes de corte profesional solo debería haber contenido relacionado con tu perfil laboral.
  • Descuidar la seguridad. Estos perfiles también son de mucho interés para los hackers. Así que conviene que establezcas una buena contraseña y no la compartas.
  • Criticar a empresas en las que has trabajado o a antiguos compañeros. Esto transmite muy mala imagen. Aunque tu experiencia haya sido mala, es mejor que no la compartas públicamente.
  • Tener poca actividad. Si apenas estás presente en las redes sociales profesionales, los reclutadores pueden pensar que tienes el perfil “abandonado” y no contactarán contigo.
  • No actualizar tus contactos. El objetivo de estos espacios digitales es hacer contactos. Procura ir creando poco a poco una red de profesionales que encajen con tus preferencias y puedan ayudarte en tu búsqueda de empleo.
  • No responder de forma rápida a los mensajes o comentarios. No hace falta que estés pendiente 24/7, pero procura responder en un plazo de 24 a 48 horas a los mensajes que recibas. Esto demuestra que estás atento.

 

Algunas claves para gestionar tus redes sociales para encontrar trabajo

Ahora que tienes claro qué redes utilizar y lo que no debes hacer, aquí van algunos consejos que te ayudarán en tu búsqueda de trabajo:

Construye tu marca personal

Aprovecha tu formación, experiencia y habilidades para construir una marca personal. Comparte tus logros, los proyectos en los que has tomado parte, tus conocimientos, etc.

Si utilizas varias redes sociales con fines profesionales, asegúrate de que todos los perfiles sean coherentes en cuanto a la información mostrada. Y, por supuesto, no te inventes nada.

Amplía tu red de contactos

Una buena forma de hacerlo es tomando parte en grupos y comunidades que estén relacionados con tu campo profesional. Pero no te limites a estar allí, hazte visible.

Comparte contenido de calidad que consideres relevante y comenta las aportaciones de otros. Esto hace que vayan surgiendo las relaciones profesionales de manera natural.

Investiga y sigue a empresas de tu interés

Haz una labor de investigación sobre empresas que pueden resultar interesantes en tu búsqueda de empleo. Síguelas en redes sociales para estar al tanto de su información y conocer mejor su cultura corporativa.

Cuanto más sepas sobre las empresas, más fácil te resultará hacer solicitudes de empleo personalizadas. Esto te aportará ventaja respecto al resto de candidatos.

La búsqueda de empleo es un proceso largo y complejo, pero el éxito puede llegar antes de lo que esperas si usas bien las redes sociales. La clave está en buscar oportunidades de manera activa: haciendo networking, siguiendo a empresas, dando una buena imagen, etc. Además, no olvides combinar la búsqueda online con la búsqueda por medios tradicionales. Si, en tu caso, eres una empresa que necesita los mejores candidatos para cubrir sus vacantes, tener un socio estratégico como Empatif te garantiza conseguir el mejor talento.

Comparte este artículo:

Suscríbete a nuestra Newsletter